Make your own free website on Tripod.com

EL USO DE LAS PARTIDORAS



La Partidora
Para hacer cortes de paro (terminales) en la tornería se ha desarrollado la partidora.


Las fotos de arriba muestran la partidora que uso para casi todas las situaciones.

Ésta la hice de una lima plana de 5/32" (4 mm) por 15/16" (24 mm). Cuando las limas pierden su filo las reservo para hacer herramientas. La cuchilla de esta partidora es recta desde el filo hasta donde se ensarta en el asidero pero, en esta parte, se dobla a más o menos 5 o 10 grados. Esto permite mejor control. Este recodo es opcional y el ángulo preciso depende de lo que sea más cómodo para el usuario. La temple debe reducirse puesto que las limas son de lo más duro que se puede obtener. En el futuro publicaré una página acerca de este tema.

Algunos juegos de herramientas para tornear traen partidoras de sección bastante grande. Las he visto de 3/8" (10 mm). Por la forma de la partidora, esto resulta siendo el ancho de corte y es demasiado. Tienden a ser incontrolables y en realidad, lo único que se necesita es un corte que permita que el cáliper corra en la ranura que se va tallando. Otras tienen una sección en forma de diamante. Éstas sí son útiles cuando no sean demasiado anchas. Otras tienen el filo más ancho que la sección inmediatamente posterior. Con esmeril, esto se puede también crear en la partidora de lima.

USOS
El uso más común es el de establecer diámetro y posición de filetes. En cualquier diseño arquitectónico, el filete es una tira o banda plana que separa un perfil de otro en ornamentación como las molduras. Si tomamos los perfiles de piezas torneadas como representaciones de los perfiles de molduras, frecuentemente se desea separar estos por medio de filetes.

Como tenemos que establecer diámetros y localizar los comienzos y fines de los perfiles torneados, el filete nos otorga un doble servicio. Usando un cáliper (compás de calibre) ajustado al diámetro que se requiere y marcando la posición exacta del filete, no queda más que, usando la mano izquierda, sostener las puntas del cáliper levemente sobre esta posición mientras se talla de forma controlada con la partidora sostenida en la mano derecha. Cuando el diámetro de la pieza permita que el cáliper abarque el filete, se jala la partidora hacia el tornero, así cesando el corte. Claramente, para cada filete de diámetro diferente se requiere un ajuste diferente en el cáliper.

Para este propósito es mejor tener varios cálipers de diferentes tamaños para que en el proceso de reproducción no se tenga que perder tiempo ajustando uno. Los balaustres y patas de silla usualmente requieren 4 o más de los de 4" (102 mm) o de 6" (152 mm). Las patas de mesa usualmente requieren 4 o más de los de 6", 8" (205mm) o, a veces, de 10" (254 mm). Los pináculos y postes para escalas requieren varios de 8", 10" o de 12" (302 mm). Columnas grandes, pináculos exteriores y otras ornamentaciones pueden llegar a ser lo suficientemente grandes como para requerir construir cálipers más grandes. En la foto se ven de todos los tamaños mencionados. El que hice alcanza hasta para diámetros de 23" (58 cm). Lo hice de compositivo de 1/4" pero se puede hacer de plywood o de madera cepillada al grueso que se desea. Nótese que los brazos curvos de estos cálipers son necesarios para prevenir de que interfieran con el perímetro (circunferencia). Esto es particularmente importante cuando se trabaja cerca de los cuadrados. Lo peor es que se traben las puntas de un cáliper y que la moción rotatoria jale el cáliper hacia la guía, aventándolo hacia el tornero. Más de una vez he lucido moretes en la frente cuando esto me ha ocurrido. Como siempre, hay que hacer hincapié en la seguridad de uno.

Para localizar la posición de los filetes en el trabajo, especialmente cuando se requieren más de dos piezas, se puede hacer una regla de rayar como la que se ve en la foto. Con experiencia y con un poco de planeamiento, ésta provee las posiciones en que se raya la pieza redondeada, usando el punzón. Usualmente, con el trabajo rotando, el extremo de la regla se coloca en el hombro o corte de paro usando la mano izquierda. Con el punzón en la mano derecha, se raya la pieza en cada uno de los cortes finos. Estos cortes se ejecutan con sierra de banda, con serrucho o con lima. La regla siempre debe ser por lo menos 1 cm más corta que el espacio entre los dos paros. Las posicioness de los rayones en la mitad izquierda del trabajo deben de ser medidas desde el hombro izquierdo. Las posiciones de los rayones de la mitad derecha del trabajo deben de ser medidas desde el hombro derecho. De esta manera se puede hacer todo con una sola regla a la vez haciéndola más corta que la distancia entre hombros. Nótese el sostén para trabajos delgados. Éste se discutirá en la página de las gubias.

Otro uso que le doy a menudo a la partidora es para vaciar material del cuenco de mis cálices, de copas y en otras situaciones similares donde hay que cortar la fibra por el extremo. La partidora sirve bien para esta función y no he hallado mejor herramienta para este fin.

Generalmente, se puede ejecutar esta operación con el trabajo montado entre centros. El vaciar el cuenco así se puede hacer a alta velocidad y sin el peligro de arruinar la pieza. Para este fin, se puede usar la misma partidora ya mencionada, tal como se ve en las fotos. También, tengo una partidora idéntica a ésta excepto que la última pulgada (del extremo del filo) se curva hacia un lado a un ángulo de aproximadamente 15 grados. Es decir que lo esmerilado que forma la punta, se dobla a este ángulo en vez de seguir directo.

El pequeño cono que queda después de remover el material del interior puede quitarse a mano con formón de ebanista o si se prefiere, puede quitarse al torno. Para esto, hay que montar el trabajo en el plato.

Hemos visto las varia formas de usar la partidora de tornería. En la siguiente página dicutiremos las gubias.