Make your own free website on Tripod.com
XIV

¿Puedes disolver tu ego?
¿Puedes abandonar la idea del yo y otro?
¿Puedes renunciar las nociones de macho y hembra, corto y largo, vida y muerte?
¿Puedes soltar todas estas dualidades y acoger al Tao sin escepticismo o pánico?
Entonces, puedes alcanzar el corazón de la unitud íntegra.

Por la senda, evita pensar en la unitud como extraña, exaltada, sublime, transcendental.
Puesto que la unitud es mas allá de todo eso,
Es sencillamente la verdad: directa, en esencia y completa.