Make your own free website on Tripod.com
XVIII

No hay un método único para realizar el Tao.
El considerar a cualquier método como EL método es crear una dualidad lo cual sólo podrá atrazar tu conocimiento de la verdad sutil.
La persona madura percibe la infertilidad de metodologías rígidas y externas;
Recordándose de esto mantiene su actitud sin estructura a toda hora y por tanto, se halla libre para seguir la Vía Íntegra.

Él estudia las enseñanzas de los maestros.
Disuelve todo concepto de dualidad.
Se derrama en servicio a otros.
Él practica su limpieza interna y no disturbe a su maestro con enredos innecesarios de tal forma que preserva la conexión sutil con la energía divina del maestro.

Suavemente eliminando todo obstáculo a su propia comprensión, constantemente mantiene su sinceridad incondicional.
Su humildad, su perseverancia y adaptabilidad evocan la respuesta del universo y lo llenan de la luz divina.