Make your own free website on Tripod.com
XXVI

Hay dos formas de bendiciones.
Las primeras son las bendiciones del mundo, que se ganan haciendo buenos hechos.
Éstas son relacionadas con la mente y por tanto, están confinadas en tiempo y espacio.
La segunda es bendición íntegra la cual viene a aquéllos que alcanzan la Gran Unitud.
Esta conciencia te libera de los enlaces de la mente, tiempo y espacio para volar libremente por la armonía sin límite del Tao.

Similarmente, hay dos formas de sabiduría.
La primera es la sabiduría del mundo, la cual es un entender conceptual de tus experiencias.
Puesto que sigue a los eventos mismos, ella, por necesidad, inhibe tu entendimiento directo de la verdad.
La segunda forma, sabiduría íntegra, se concierne con la participación directa en cada momento: el observador y lo observado son disueltos en la luz de la conciencia pura y no hay conceptos o actitudes presentes que obscurezcan la luz.

Las bendiciones y la sabiduría que se les acumulan a los que practican la Vía Íntegra y que guían otros a ella, son un billón de veces mayores que todas las bendiciones y sabiduría terrenales combinadas.