Make your own free website on Tripod.com
XXXVII

Una persona superior cuida el bienestar de todas las cosas.
Ella hace esto tomando responsabilidad por la energía que ella manifiesta, activamente y en el reino sutil.
Al mirar un árbol, ella no ve solamente un evento aislado sino raíz, hojas, tronco, agua, suelo y sol: cada evento relacionado con los otros y árbol brotando de su relacionar.
Viéndose a sí misma o a otro, ve la misma cosa.

Árboles y animales, humanos e insectos, flores y aves:
Éstas son imágenes activas de las energías sutiles que fluyen de las estrellas por todo el universo. Encontrándose y combinándose estas energías unas con otras y con los elementos de la tierra, dan luz a todas las cosas vivientes.

La persona superior entiende esto y entiende que sus propias energías toman parte en ello.
Comprendiendo estas cosas, ella respeta la tierra como su madre, los cielos como su padre y todas las cosas vivientes como sus hermanos y hermanas.

Cuidando de ellas, sabe que se cuida de sí misma.
Dando a ellas, sabe que se da a sí misma.
En paz con ellas, siempre está en paz con sí misma.