Make your own free website on Tripod.com
XXXIX

Si vas en busca del Gran Creador, regresarás con las manos vacías.
La fuente del universo, al cabo de todo, es inconcebible, un gran río invisible fluyendo para siempre por en medio de un valle vasto y fértil.
Silencioso y no-creado, él crea todas las cosas.

Todas las cosas sutiles surgen del reino sutil al mundo manifiesto por la unión mística del yin y yang.
El dinámico río Yang empuja hacia adelante, el valle inerte Yin es receptivo y por medio de su mutua integración, las cosas llegan a existir.
Esto es conocido como el Gran Tai Chi.

Tai Chi es la verdad íntegra del universo.
Todo es un Tai Chi: tu cuerpo, el cuerpo cósmico, la forma, la apariencia, la sabiduría, la energía, las uniones de las personas, el dispersar del tiempo y los lugares.
Cada uno se hace existir por medio de la integración de Yin y Yang, se mantiene y se dispersa sin la dirección de ningún creador.
Tu crearte a tí mismo, tu tranformarte a tí mismo, la acumulación de energía y sabiduría, la declinación y cesación de tu cuerpo: todos ocurren por sí solos dentro de la operación sutil del universo.

Por tanto, el esfuerzo agitado no es necesario.
Solamente sé conciente del Gran Tai Chi.