Make your own free website on Tripod.com
IV

Cada partida con el Tao le contamina a uno el espíritu.
El rencor es una partida, la resistencia es una partida, la absorción con el yo es una partida.
Al transcurso de muchas vidas el peso de contaminaciones puede ser grande.
Solamente hay una manera de lavarse uno de estas contaminaciones y es por medio de practicar la Virtud.

¿Que significa esto?
El practicar la Virtud es, el ofrecer asistencia a otros, sin consideración propia, dando sin límite el tiempo, las habilidades, y las posesiones propias en servicio, cuando y donde se necesiten sin prejuicio acerca de la identidad de los necesitados.

Si tu voluntad para otorgar bendiciones es limitada, también será tu habilidad para recibirlas.
Ésta es la sutil operación del Tao.