Make your own free website on Tripod.com
LV

Las prácticas holísticas de los maestros de antaño integran ciencia, arte y desarrollo espiritual personal.
Mente, cuerpo y espíritu participan igualmente en ellas.
Ellas incluyen:

1. Yi Yau, la ciencia de sanación que incorpora diagnosis, acupuntura, medicina herbal, dieta terapéutica y otros métodos;

2. Syang Ming, la ciencia que predica el destino de una persona por medio de observar las manifestaciones físicas exteriores de su cara, esqueleto, palmas y voz;

3. Feng Shui, la ciencia que discerne los sutiles rayos de energía que se hallan presentes en una localidad geográfica para determinar si ellos soportarán de manera adecuada las actividades de un edificio o pueblo que se construya allí.

4. Fu Kua, la observación de las sutiles alteraciones de Yin y Yang para el propósito de formar decisiones las cuales sean armoniosas con los aspectos aparentes y los no aparentes de una situación. La base de Fu Kua y toda práctica Taoista es el estudio del I Ching o Libro de Cambios.

5. Nei Dan, Wai Dan y Fang Yung, las ciencias que refinan la energía personal de uno por medio de la alquímica, química y el cultivo de energía sexual balanceada.

6. Tai Syi, la ciencia de revitalización por medio de técnicas de respiración y visualización;

7. Chwun Shi, la transformación de la esencia espiritual de uno por medio de mantener los pensamientos propios en acorde con la Fuente Divina;

8. Shu Ser, el afinamiento de la vida diaria propia al ciclo de rayos enérgicos universales.

9. Bi Gu, la práctica de ayunar durante ciertos días para coger energía vital emanente de las posiciones armonizadas de ciertas estrellas.

10. Sau Yi, la ciencia de acoger unitud íntegra transcendental para lograr el concebir de la Perla Mística.

11. Tai Chi Ch'uan, la práctica de ejercicios físicos para inducir y dirigir flujos enérgicos dentro del cuerpo para lograr maestría de cuerpo, respiración, mente, los órganos internos y Vida y Muerte.

12. Fu Chi, la ciencia de reformar y refinar la energía de uno por medio de alimentos puros y yerbas;

13. Chuan Se, la visualización interna de la unidad del ser interno y del ser externo de la persona;

14. 'Dzai Lling, la purificación de la energía propia por medio de prácticas ascéticas;

15. Fu Llou, el dibujo de imágenes místicas y la escritura y recitación de invocaciones místicas para el propósito de evocar una respuesta del reino sutil del universo;

16. Tsan Syan, el proceso de disolver el Ego y de conectar con la Gran Unitud por medio del estudio de escrituras clásicas y diálogo diario con un maestro iluminado;

17. Lyou Yen y Chi Men, las ciencias místicas del enlace de energía con el propósito de infuenciar las interacciones externas.

De estos, el más importante para los principiantes es el estudio del I Ching, lo cual permite que uno pueda percibir las influencias ocultas en cada situación y, así, establecer una balanceada y espiritualmente avanzada manera de responder a ellas.

Todos son procesos para alcanzar el Tao.
El estudiarlos es servir la unidad, armonía y sabiduría universales.