Make your own free website on Tripod.com
LVII

El universo es una vasta red de rayos enérgicos.
El rayo primario es el que emana del Origen Sutil y es totalmente positivo, creativo y constructivo.
Cada ser, sin embargo, convierte la energía de este rayo primario a su propio rayo y estos rayos subordinarios pueden ser positivos o negativos, constructivos o destructivos.

Un individuo que no ha alcanzado ser plenamente desarrollado puede ser afectado adversamente por rayos enérgicos negativos en la red en su derredor.
Por ejemplo, la influencia combinada de varios rayos negativos podría causar a una persona subdesarrollada que creyese que su vida se halla controlada por un regidor opresivo invisible.
Una concepción errónea tal como ésta puede ser una barrera significante a la iluminación.

Para alcanzar evolución plena y el estado de ser íntegro, tienes que ser conciente de esta red compleja y de sus influencias sobre ti.
Integrando los armoniosos rayos enérgicos positivos con los elementos positivos de tu propio ser y eliminando las sutiles influencias negativas, puedes mejorar todos los aspectos de tu vida.

Para eliminar las influencias negativas, simplemente ignóralas.
Para integrar las influencias positivas, conscientemente reconéctate con el rayo enérgico primario del orígen sutil por medio del adoptar las prácticas de la Vía Íntegra.
Entonces todos los rayos en la red alrededor de ti se unirán de vuelta a la unitud armoniosa.