Make your own free website on Tripod.com
LXVII

Para alcanzar los niveles más altos de la vida, uno debe continuamente combinar nuevos niveles de Yin y Yang.
En la naturaleza, la energía masculina se puede hallar en fuentes tales como el sol y las montañas y la femenina en fuentes tales como la tierra, la luna y los lagos.
Aquéllos que estudian estas cosas, que sólo se mencionan aquí, beneficiarán inmensurablemente.

Puesto que uniones más y más altivas de Yin y Yang son necesarias para concebir vida más altiva, algunos estudiantes pueden ser instruidos en el arte de cultivación dualística, en la cual Yin y Yang se integran directamente en el Tai Chi de la unión sexual.
Si el estudiante no es genuinamente virtuoso y la instrucción no es la de un verdadero maestro, la cultivación dualística sólo puede tener efecto destructivo.
Sin embargo, si la virtud genuina y la maestría verdadera se unen, la práctica puede brindar un balance profundo de las energías brutas y sutiles del estudiante.
El resulatado de esto es mejor salud, emociones armonizadas, el cesar de los deseos e impulsos y, al nivel más alto, la integración transcendente del entero cuerpo enérgico.