Make your own free website on Tripod.com
LXXVIII

Hay muchas religiones parciales y por otra parte, existe la Vía Íntegra.
Las religiones parciales son invenciones humanas desesperadas y listas; la Vía Íntegra es una expresión profunda de la pura, entera mente universal.
Las religiones parciales dependen de la manipulación hipnótica de mentes no desarrolladas; la Vía Íntegra es fundada en la libre transmisión de la sencilla, natural e inmutable verdad.
Es una realidad total, no una práctica oculta.

La Vía Íntegra rechaza el fanaticismo conceptual, la vida extravagante, la comida lucida, la música bulliciosa.
Ellos echan a perder la serenidad mental de uno y obstruyen el desarrollo espiritual de uno.
Renunciando lo que está de moda y acogiendo a lo que es sencillo, honesto y virtuoso, la Vía Íntegra te retorna a la sutil esencia de la vida.
Adopta sus prácticas y te harás como ellas: honesto, sencillo, veraz, virtuoso y entero.

Date cuenta: en la búsqueda de lo parcial, la transformación de uno es también siempre parcial.
Pero en el cultivo propio íntegro, es posible alcanzar una metamorfosis completa, transcender tus limitaciones emocionales y biológicas y desarrollarte hasta alcanzar un estado de ser más elevado.
Quedándote fuera de las sombras y siguiendo este sendero sencillo, te vuelves extraordinario, incomprensible, un ser de profunda sutileza cósmica.
Sobrvives tiempo y espacio al darte cuenta de la sutil verdad del universo.