Make your own free website on Tripod.com
XXII

Si deseas ser completa,
déjate ser parcial.
Si deseas ser recto,
déjate ser torcido.
Si deseas estar llena,
déjate estar vacía.
Si deseas renacer,
déjate morir.
Si deseas que se te dé todo,
suéltalo todo.

El Maestro, por residir en el Tao,
sirve de ejemplo para todo ser.
Porque él no se hace lucir,
las personas pueden ver su luz.
Porque él no tiene nada que comprobar,
las personas pueden fiarse de sus palabras.
Porque él no sabe quien es,
las personas se reconocen en él.
Porque él no tiene en mente ninguna meta,
todo lo que él intenta se logra.

Cuando los maestros de antaño decían,
«Si deseas que se te dé todo,
suéltalo todo»,
no usaban frases vacuas.
Sólo por medio del ser vivido por el Tao
puedes ser verdaderamente tú.