Make your own free website on Tripod.com
XXVII

Un buen viajante no tiene planes fijos,
y su intención principal no es el llegar.
Un buen artista le permite a su intuición
llevarlo por donde ella quiera.
Un buen científico se ha liberado de conceptos
y mantiene su mente abierta a lo que es.

Por tanto, se hace disponible para todas las personas,
y no rechaza a nadie.
Está preparado para usar toda situación
y no desperdicia nada.
A esto se le llama incorporar la luz.

¿Qué es un hombre bueno sino el maestro del hombre malo?
¿Qué es un hombre malo sino el trabajo de un hombre bueno?
Si no comprendes esto, te perderás,
sin importar tu nivel de inteligencia.
Es el gran secreto.