Make your own free website on Tripod.com
IV

El Tao es como un pozo:
usado pero nunca vaciado.
Es como el eterno vacío:
lleno de posibilidades infinitas.

Está oculto pero siempre presente.
No sé quien le dió luz.
Es más antiguo que Dios.