Make your own free website on Tripod.com
XLVII

Sin abrir tu puerta,
puedes abrir tu corazón al mundo.
Sin ver afuera por tu ventana,
puedes ver la esencia del Tao.

Mientras más sepas,
menos entiendes.

La Maestra arriva sin salir,
ve la luz sin mirar,
logra sin hacer nada.