Make your own free website on Tripod.com
LXIV

Lo arraigado es fácil de nutrir.
Lo reciente es fácil de corregir.
Lo quebradizo es fácil de romper.
Lo pequeño es fácil de dispersar.

Evita los problemas antes de que surjan.
Pon las cosas en órden antes de que existan.
El palo del Pino Gigante
crece de un pequeño retoño.
El viaje de mil millas
comienza bajo tus pies.

Apresurándote a actuar, fracasas.
Tratando de atrapar las cosas, las pierdes.
Forzando el cumplimiento de un proyecto,
arruinas lo que casi había madurado.

Por lo tanto, el Maestro actúa
dejando que las cosas tomen su curso.
Se mantiene tan calmado
al final como lo era al principo. No tiene nada,
y por tanto, no tiene nada que perder.

Lo que desea es el no-desear;
lo que aprende es el des-aprender.
Él simplemente les recuerda a las personas
de quienes siempre han sido.
No le importa nada excepto el Tao.
Por tanto, puede cuidar de todas las cosa.