Make your own free website on Tripod.com
LXV

Los Maestros de antaño
no intentaban educar al pueblo,
pero gentilmente les enseñaban a no conocer.

Cuando pienan que saben las respuestas,
las personas son difíciles de guiar.
Cuando saben que no saben,
las personas pueden hallar su propia senda.

Si quieres aprender cómo gobernar,
evita ser listo o rico.
El proceso más sencillo es el más claro.
Contento con una vida ordinaria, puedes mostrarles a todos la senda
de vuelta a sus propias verdaderas naturalezas.