Make your own free website on Tripod.com
VIII

El Bien Supremo es como el agua,
que nutre todas las cosas sin intentarlo.
Está contento con los lugares bajos que las personas desdeñan.
De esta manera es como el Tao.

En tu vivienda, vive cerca del suelo.
En tu pensar, mantente a lo simple.
En los conflictos, sé justo y generoso.
En el gobernar, no intentes controlar.
En tu trabajo, haz lo que disfrutas.
En tu vida familiar, sé siempre presente.

Cuando estés siempre contento en simplemente ser tú mismo
y no comparas ni compites,
todos te respetarán.